¿Gueto?

Algunas veces se nos acusa de ser un gueto, que no estamos en los movimientos populares (mano a mano con las distintas vanguardias al uso, intentando dirigirlos, sacarles provecho partidista y procurando domesticar lo salvaje de las clases populares y que dichos movimientos sociales solo sean una cadena de transmisión de la protesta encauzada por la política), El carácter elitista, clasista y racista del que usa el termino gueto despectivamente para descalificar a alguien, ya nos da pistas del caso que podemos hacer a su discurso, de que no vive en nuestras condiciones sociales y económicas, no se vive en un gueto por voluntad sino por imposición de la actual sociedad capitalista, su estructura de clases y su dictadura de la apariencia y lo políticamente aceptable por el consenso del mercado del comportamiento . Y tenemos que decir que la mayor afinidad es entre quien sufre la misma condición oprimida, la identidad apenas nos es significativo, aunque te identifiques como sea, si tu condición no es la oprimida pues o participas de la opresión o para emanciparnos no necesitamos a que vengas a darnos lecciones, la condición de pertenecer a alguna elite nos hace enemigos de clase por lo tanto tendrás que bajar a las cloacas.
Normalmente quien quiere meternos en algún berenjenal de politiquería, quien busca domesticarnos y que sigamos sus proclamas usa este tipo de lenguaje elitista, en ningún sitio del mundo los ricos viven en guetos, aunque viven fortificados y bien protegidos
Nos echan los politiqueros la culpa de sus fracasos, ni que fuésemos tan imprescindibles para ellos si estamos encerrados en nuestros guetos. Somos gente critica y no aceptamos ser sus bases, ni tampoco aceptamos ser los cuadros de nadie. No nos gusta encuadrar a nadie, ni a nada, incluso nos da mucha pereza poner marcos a nuestras creaciones…
Por otro lado, parece ser, que adherirse a sus planteamientos es salirse del gueto. Pues bien como populacho vemos una y otra vez que tras luchar conjuntamente seguimos y siguen en el gueto o peor aun acaban colaborando con el Poder, con los ricos, con la paz social. El movimiento antiautoritario muchas veces hace a la perfección el papel de tonto útil, pero alguna gente no es que hayamos madurado, es que ya estamos totalmente podridas y caídas del árbol, “seremos pobres pero no gilipollas” (decía aquel), nos mosquea y desagrada facilitar el modo de vida a toda esta banda de activistas profesionales. Esta claro que eso de dar de comer a Colaus, caballos de Troya, asambleístas de la ratafía, estalinistas reconvertidos y gestores eternizantes de conflictos a tanto la hora no es lo nuestro.
Desde abajo, los movimientos sociales con proyectos vitales y revolucionarios, se autorganizan entre otras cosas por la necesidad, la autodefensa frente al Poder, con el objetivo de acabar con la condición de estar bajo Opresión y para eso hay que enfrentarse entre otras cosas al sectarismo, a la ideología, al Poder, a la Política, a la Economía… Repitiéndonos tenemos mas afinidad con quien vive nuestras condiciones de opresión y explotación económica que quien viene a emanciparnos, perteneciendo a las elites. A nuestro entender el hombro con hombro, el compartir el pan, la solidaridad es algo real no parte de una ideología, ni una creencia religiosa, ni un acto de altruismo, parte de cuantas lentejas tenemos, que es lo que compartimos.
Las teóricas grandes luchas que dicen salirse del gueto son igual de marginales o mas que nuestros pequeños conflictos cotidianos para emancipar lo inmediato, lo próximo Sabemos que si renegamos de nuestras virtudes y miserias cotidianas nos traicionamos sin romper el vicio del sectarismo. Pero como dice el mismo “hemos venido a divertirnos” y la soledad en compañía se vive menos sola y es mejor vivir entre las risas o llantos de los pobres que entre la seriedad e hipocresía de los palacios…
Hasta el hartazgo estamos de los sectarios, de los grupúsculos, de las desunidas mas unidas que el resto de las unidades también desunidas que juntas o por separado vienen al gueto a mostrarnos la verdadera fe emancipadora. Nuestras gentes ahora no están unidas están amontonadas, nuestros iguales viven en la periferia de los centros de Decisión y su mayor decisión es resistirse al poder o claudicaren un cotidiano hastío, nuestra gente vive lejos de la Riqueza a pesar del espejismo consumista y ademas de heroína la drogan con pantallas de bolsillo.
Somos consciencia que padece precariedad y la no vida del trabajo, su ausencia y un sinfín mas de explotaciones del capitalismo, y no podemos obviarlo . Sabemos que nos tienen por mercancías, por espectadores, como animales de carga o como materiales de desecho y su utópico proyecto es meternos en guetos, expulsarnos de la ecuación, abolir la lucha de clases…
Nos organizamos siempre que podemos con nuestra gente entre otras cosas pretendiendo colectivizar la conciencia de nuestra condición oprimida y de las propias capacidades para emanciparse. Vemos que toda lucha digna de combatir critica a la Política, a la Economía, al Poder y pone  todo entre dicho. Y sabemos que nuestras luchas las hacemos con nuestros ritmos y a nuestras maneras que no hay manuales validos solo la memoria histórica y el método del fallo, error y acierto.
No somos vanguardia de nadie, ni queremos ser (usurpar) la voz de nadie. Y sabemos que tras cada palabra hay acto y tras cada acto hay palabras, actos y palabras separadas son ruido de fondo que apenas significa nada. Somos gente de abajo, de las clases populares, y desconfiamos de quien baja de los cielos para guiarnos, protegernos, salvarnos. Sospechamos que detrás de cada salvación germina una nueva opresión. Somos el infierno y nos gusta el fuego.
No somos sujetos separados cuya misión en la vida es liberar al resto como quien libera a los conejos de una granja, también sospechamos que no somos sujetos políticos, ni objetos de estudio, apenas entendemos las complicaciones filosóficas de la new age y las nuevas izquierdas. Los pobres no somos conejitos, morderemos a que viene a salvarnos con una magdalena humanitaria, el despojo de una negociación ajena a nuestros intereses de clase.
¿Proletariado? ¡eso ya no existe! Ser del proletariado no es una identidad, nunca lo ha sido, es una condición de estar bajo el dominio del Poder, la dictadura del Capital y la omnipresencia del Estado.
La clase media esta moribunda porque igual que la trabajadora para la reproducción el capitalismo, de el incremento de la plusvalía, del beneficio es cada vez menos necesaria. Ir a marte esta muy cerca y empieza a dar beneficios aunque nunca se vaya. Especular da mas beneficios que obligar a la gente a trabajar en fabricas. Imponer la noción de emprendedor no es mas que universalizar la precariedad, es el neo liberalismo disfrazando toda esclavitud con bellos logaritmos. El Estado-Capital en la actual lucha de clases ya no necesita tanto la zanahoria y mas el palo. Y bajo un Estado policial enfrentar a los pobres con los miserables es algo que le es sumamente beneficioso.
Mientras en nuestros lugares se gentrifica el territorio para satisfacer la necesidad de crecimiento continua de los beneficios y eliminar de la ecuación a la población no útil para este crecimiento metiéndola en guetos cada vez mas lejanos, militarizados y precarizados.
La proletarización, la explotación capitalista cada vez mas se extiende por todo el tiempo y por todos los territorios. Ya no solo en el tiempo y los espacios de las clases trabajadoras y menestrales sino también en el de las antiguamente llamadas profesiones liberales. La imposición del salario, del jornal, de la estandarización de conocimientos y comportamientos, de la usurpación del ciencia como valor comercial, la necesidad imperiosa de un dinero siempre insuficiente se universalizan. Al acabar la universidad y trabajar gracias a un titulo ya no es garantía de bienestar, ni estabilidad económica a no ser que seas descendiente de las elites, te enchufen en algún cargo directivo. Los pequeños comercios, talleres familiares y demás son arruinados por las corporaciones como Amazon y otras de distribución de mercancías-tratamiento-gestión de la información, mientras se responsabiliza a los manteros de no tener ni donde caerse muertos… Una vez mas el Poder busca el enfrentamiento entre los pobres contra los miserables. La inseguridad de los de abajo es muestra de lo bien seguros que viven arriba.
Trabajar durmiendo en la calle empieza a ser cada vez mas habitual mientras otro pringado usa la app para que le lleves una hamburguesa de mierda. Todo esto es el gueto en el cual vivimos. No queremos salir de el queremos destruirlo.
Nuestro reto es la auto organización y emancipación de millones en un mundo cada vez mas urbanizado y global donde
Nuestro reto es la auto organización de millones de gentes oprimidas en un mundo cada vez mas urbanizado y global donde mantenemos este sistema de mierda, somos cada vez mas prescindibles, como las meras mercancías de mala calidad de los bazares. Y afirmamos: las clases populares no sobramos, las elites es seguro que sí, no las necesitamos, como tampoco necesitamos ir a Marte.

Anisoptera.