Lo que esconde lo obvio (1)… ¿Todo es política?

Y nos dicen, todo es política y con los ojos bien abiertos por la sorpresa ante tal obviedad desconfiamos, pues la mayoría de las personas que sientan cátedra con esta afirmación apenas hablan de lo cotidiano sino es para abstraerlo, para cuantificarlo o sesgarlo para justificar un sinfín de prejuicios que toda elaboración ideológica requiere. Decir una obviedad para abstraer lo que vivimos o mal vivimos cada día nos parece falsear nuestra realidad cotidiana, utilizando lo obvio se nos intenta imponer teorías reproductoras de la dominación con apariencia de emancipadoras como verdades universales.

Nos sabemos personas humildes, la mayoría sin muchos recursos económicos, no necesitamos sentar cátedra, ni somos gilipollas. Quien quiere poner la política en lo intimo como algo emancipador, nos es ajeno, pues una de las múltiples opresiones que padecemos es la colonización de la Política, del Estado-Capital, en lo intimo. Nuestras vidas, nuestros espacios personales o colectivos son invadidos por la por el Poder, estudiados y sectorizados por las pseudociencias psiquiátricas, por la aun mas las pseudociencias humanas, por las estilísticamente mas chorras ciencias sociales, por la ciencia reina de la lotería de la Economía, por el Estado y sus ideologías.

Nuestra lucha es anti política (contra política, critica radical de la política), luchamos por la liberación de lo personal, lo colectivo, sin intermediarios especializados, ni con sus sueldos de activistas profesionales. No tenemos una esperanza de futuro de emancipación sino que luchamos humildemente por liberarnos el máximo de tiempo presente. Y en si sabemos que la liberación es la propia lucha. Y sabemos que el medio es el fin y el fin el medio.

Nos dicen que lo personal es político, lo privado es político y tras esto, se nos intenta disimular la no tan sutil alienación de lo personal, lo intimo, lo colectivo, lo cotidiano mediante las diversas ideologías del Poder. Y así muchas reivindicaciones mediatizadas por la política en lo cotidiano no son mas que la intromisión en nuestras vidas intimas de la gobernación o su alternancia. Decir que lo cotidiano es política esconde que es lo cotidiano, que es la política y el carácter opresivo de la realidad en que vivimos Legitima que el Poder, el Estado-Capital, que la linea política correcta de la comisaria política de turno intervenga en nuestra intimidad. No, todo no es política, mas bien la política es el Estado-Capital que globalmente nos coloniza, separa, alinea y coarta. Lo cotidiano no es política, esta colonizado por la política para domesticarnos, desarmarnos y someternos. La política es una mierda y impregna de mierda nuestras vidas cotidianas.

No estamos luchando, viviendo contra la normativización de nuestras vidas cotidianas, para acabar aplicando otras normas de nuevo cuño pero igual de alienantes. Lo personal solo puede liberarse mediante las armas de la critica y viceversa. Lo intimo y lo colectivo son inseparables a pesar de la separación que nos impone la alineación de la sociedad capitalista en la cual sobrevivimos.

Revindicamos tanto lo secreto como lo abierto y compartido. Revindicamos a la horda, a lo salvaje, amamos lo incontrolable que hay en todas las gentes oprimidas, conscientes y mosqueadas (mi definición actual de gente proletaria) . Sabemos que no hay salidas personales sino soluciones de revuelta y auto organización colectiva. Sabemos que si lo colectivo no funciona nos queda el onanismo individualista, la soledad del exilio interior. Y Nos negamos a separar más nuestra vida en multitud de compartimentos estancos que hacen de la misma vida en un catalogo personalizado para no vivirla pero si mostrarla.

Aquí y ahora, nada que aplazar, nada que ganar, nada que perder, nada que delegar, cada cual con sus afines, con sus miserias y tesoros, liberando el presente, lo intimo, lo compartido, lo igual y lo diferente.

firmado por Anisoptera.

Anuncios