POR QUE REIVINDICAMOS?. DE TONi CHAVERO

El domingo pasado, fueron dos compañeras a la cárcel de Villena, a visitar a Toni Chavero. A través de los sucios cristales del locutorio del módulo de aislamiento, con los boqueras escuchando la conversación, ya que tiene todas las comunicaciones intervenidas (cartas, teléfono, locutorio), le vieron muy nervioso e indignado. Les contó que llevaba varios días en huelga de hambre. La empezó después de haber quemado el colchón mientras estaba encerrado en su celda. Lo hizo con ánimo suicida, agobiado por el acoso al que le estaban sometiendo los carceleros en el departamento de aislamiento de esa cárcel. Perdió la conciencia por haber inhalado los gases tóxicos que desprendía el colchón al arder y fue sacado in extremis de la celda. Cuando despertó, estaba encerrado en otra celda y no tenía consigo ninguna de sus pertenencias: ropa, libros, fotografías, papeles personales… Preguntó por ellas y no le dijeron nada. Las reclamó y tampoco obtuvo respuesta satisfactoria. Habían pasado varios días y no se las habían devuelto ni dado noticia de lo sucedido con ellas. Otro preso le contó que se las habían tirado a la basura por orden de un determinado carcelero. A Toni ya le habían dejado sin muchas de sus cosas cuando le trasladaron desde Puerto I, en enero pasado. La mayor parte de su ropa y libros y un televisor que tenía se quedaron en Cádiz y, siete meses después, aún no ha conseguido que se las entreguen. Esto de despojar a las personas presas que luchan por mantener su integridad, durante los traslados o con cualquier otra excusa, es práctica habitual. Así les dejan desnudos, sin sus libros, escritos y cosas personales, así debilitan su subjetividad, así les cosifican. Las cosas de Peque, por ejemplo, todavía están en Albocàsser, cuando él fue trasladado a Puerto III, hace más de dos meses. Con excusas burocráticas, se han negado a entregárselas a su abogado y amigos que comunicaban con él, cuando han ido a recogerlas. En Puerto I todavía tienen cosas suyas, que se quedaron allí hace años cuando fue trasladado una de tantas veces. Ayer, fueron a la cárcel de Villena unos compañeros, uno de ellos abogado, a llevarle ropa a Toni y ver si quería poner alguna denuncia. Les dijeron que no podían verle, porque ya estaba en el canguro que había de trasladarle hacía la cárcel de Albocàsser, la peor cárcel del Estado español, su nuevo destino. Toni necesita ahora mismo un apoyo especial y que los carceleros vean que no está solo, justo ahora, cuando están haciendo tanta fuerza para quebrarle. La dirección podéis encontrarla en el último enlace de los que ponemos abajo, que conduce a la lista de prexs en lucha. Los compañeros Mohamed El Hichou El Yaziji y Antonio Fabra Belmonte están también ahora mismo en huelga de hambre en la cárcel de Vilena apoyando a Toni Chavero.

Por qué reivindicamos

A lxs presxs en acción antirrepresiva.

Lógicamente, no todxs lxs presxs luchamos por una misma razón. Ahí reside, sin embargo, la riqueza del ser humanx. Cada quien tendrá razones personales y muy suyas, como podrían ser las muertes, asesinatos de compañerxs, amigxs, familiares… Otrxs lo harán por pura rebeldía sin más que porque sienten rabia contra la cárcel. Otrxs lo harán porque comprenden que es necesario que exista una llama encendida en defensa de nuestros “derechos”, reconocidos en sus “leyes”, pero vulnerados sistemáticamente en su práctica real, y en contra de sus procedimientos violentos.

Al final, aunque cada cual tenga diferentes motivaciones, todas ellas lícitas y respetables, de alguna manera estamos unidos por varios nexos que nos conducen a una lucha común. Uno es que no estamos de acuerdo ni con los procedimientos punitivos ni con el sistema carcelario y comprendemos su inutilidad en la sociedad del libre pensamiento, no en la del Capital y el Estado policial, ni en lo que llaman “Sociedad” o “Democracia”.

Y, por otro lado, algunxs presxs nos hemos comprometido con una tabla reivindicativa y unos actos, meramente simbólicos, para defenderla, con o sin ayunos, los primeros de mes, algunxs, y otrxs también a mediados. En fin, esta para mí es la razón que nos tiene hoy aquí. Dicha tabla no viene del ahora, ni mucho menos, sino que mucho antes que nosotrxs hubo grupos y asociaciones de presxs que reivindicaban prácticamente las mismas cosas. Tenemos el ejemplo de la COPEL (Coordinadora de Presos en Lucha), en los 76-78; lxs presxs que se atrevieron a denunciar las torturas en Herrera de la Mancha, en el 79; lxs que denunciaron el hacinamiento y la miseria en las cárceles, en los 81-83; los que intentaban la fuga por las bravas, tomando rehenes, del 83 al 89, y, si no lo conseguían obligaban a difundir una tabla reivindicativa denunciando los tratos crueles, inhumanos y degradantes que se daban entonces, lo mismo que ahora, en las cárceles; la APRE (Asociación de Presos en Régimen especial), del 89 al 91; la lucha contra el FIES, del 99 al 2002; y otros intentos más recientes, como la campaña contra la cadena perpetua, en el 2009, o la que se hizo contra la tortura en las cárceles entre 2011 y 2013. En algunos de estos intentos se empelaron siglas, en otros no, algunos tuvieron una cierta continuidad, coherencia y solidez, otros duraron poco o tuvieron poca sustancia o simplemente se desmontaron antes casi de empezar. Y ahora estamos nostrxs, “lxs presxs en lucha activa”.

En la actualidad y, aunque algunxs, por falta de experiencia, queríamos luchar como se luchaba antaño, no era posible, simplemente, no se pueden comparar las cárceles y medidas de seguridad de los 70, 80 e incluso 90, a las de hoy. Por tanto, no podríamos traer el ayer a hoy, es del todo imposible. Pero queríamos luchar, cada quien por sus motivos, como he dicho, pero luchar. He detenerme aquí y hacer un “inciso”. La palabra “luchar” puede llamar a engaño, luchar no solo es pelear a cuchillo, puñetazos o lo que sea, luchar es mantener un posicionamiento en tus creencias y reivindicar los días que se ha acordado, haciendo llegar nuestras reivindicaciones a quien corresponda, como grupo de personas contra el sistema penal, sin hacer más uso de la violencia que en uso de tu legítima defensa de tu vida, de tu integridad física y moral y de tu dignidad. Esta lucha del hoy, del ahora, no tiene nada que ver con las que hubo antaño. Hoy en día, secuestras a un carcelero y son lxs propios presxs quienes le defienden, cosa que antes era impensable, sinónimo de morir o de salir por patas a refugiarse. Por tanto, si las cárceles han cambiado tanto, las luchas han debido de adaptarse al hoy, es así de simple.

Si al final todxs luchamos reivindicando lo mismo, yo me pregunto qué impedimentos tenemos para hacerlo unidxs. Ya sabemos por qué luchamos: simple, por que se cumplan las leyes a corto y medio plazo, a largo plazo, por la abolición de las cárceles. ¿Estamos de acuerdo en esto? Si la respuesta es sí, qué problema hay, por ejemplo, en la organización de una huelga de hambre simbólica, como la que hemos tenido estos días atrás. Si tdxs somos presxs y todxs estamos de acuerdo en los doce puntos reivindicativos, muchxs abiertxs a meter algún punto más ¿por qué no? ¿Pero por qué no tenemos la capacidad de articularnos como unx solo? De nada sirven rencores, creerse por encima de nadie, todxs somos iguales, sencillez, humanidad.

Me llama la atención este hecho, porque, simplemente, no lo comprendo. Me gustaría que lxs compañerxs en lucha activa abramos un debate en torno a esta imposibilidad de unión. ¿Qué creéis que está sucediendo? Podemos poner las cartas encima de la mesa y llegar a visualizar el problema de la unión. Si hay piques, si hay individualismo si hay… yo qué sé, ¿habrá que hablar como personas? Creo que somos más que capaces de unirnos para lo que sea. Estoy seguro de todxs vosotrxs, no dudo, solo sé que tenemos dificultades que tenemos que sortear, que entre nosotrx no somos capaces de articularnos. ¿Qué damos a entender a lxs carcelerxs? ¿Que somos incapaces de hacer fuerza? ¡Pero no lo somos! Entonces, ¿cuál es el problema? ¿Por qué creéis vosotrxs compñerxs que esta desunión es tan patente?

Yo creo que hay piques, que algunx piensa que hay jefxs, que no nos da la gana de unirnos, porque realmente no tenemos espíritu de lucha… tengo esas cosas, esos pensamientos que dejo (yo, Toni) encima de la mesa. Ya os aseguro que de jefes nada, aquí lo que se pretende es una autoorganización, y no la estamos consiguiendo. ¿Por qué? Por mil razones, paranoias y cosas así. Todxs proponemxs y todxs disponemos, es decir, hay una propuesta, se comunica, se dialoga, se llega a acuerdos y actuamos tdxs a una. Esa es la propuesta que, junto con Peque, porque estamos en la misma onda, decidimos poner a debate. Propuesta, no imposición, eso no existe entra nosotrxs.

Simplemente, un debate, una propuesta. Si esto es entendido como algún tipo de “orden” por algunxs que quizás no comprenden el funcionamiento horizontal, en el cual todxs somos iguales, es sencillamente un error de comprensión, de lectura de dicha propuesta. Pero aquí nadie es jefe de nadie. ¿Cómo podemos ir contra el Autoritarismo siendo autoritarios?

Por eso digo que no nos cortemos. Pongamos todo lo que hay encima de la mesa, dialoguemos, discutamos, hablemos. Porque, si no, ¿qué hacemos? Si no hay comunicación no hay nada. Si yo no cojo un boli y me pongo a escribir esto, cómo lo vais a saber. La telepatía no funciona. ¡Joder! Si todxs queremos lo mismo y vamos a lo mismo, seamos sensatxs y prácticos, no hagamos divisiones, que de eso ya se encarga la SGIP. No les ayudemos mostrándonos desunidxs.

Creo que somos más que capaces de mostrarle a la bestia-cárcel lo unidxs que estamos y la firmeza de nuestra crítica a este sistema asesino. Quien quiera poner algo encima de la mesa. El debate es de todxs por igual, así que siente la libertad de decir tu opinión sin que nadie te juzgue. Y pensad, ¿por qué reivindicamos? Un saludo cordial y un abrazo.

Toni Chavero Mejías

http://tokata.info/por-que-reivindicamos-reflexion-abierta-sobre-autoorg/

Anuncios