De los brindis cara al sol y las 155 imposturas.

De los brindis cara al sol y la 155 imposturas

¿Acaso como libertario no estás a favor der la autodeterminación de las
naciones y pueblos? ¿Autodeterminación como sinónimo de soberanía,
formas de que aceptemos la creación de nuevos Estados-nación? Cuantas
palabras vacías que intentan secuestrar nuestras luchas relegando las
reales agresiones cotidianas del capitalismo sobre nuestras vidas para
sustituirlas por grandes verdades o parciales movimientos que para
nada se plantean ni siquiera superar el sistema capitalista. Tramposos
conceptos de lucha para no luchar y aceptar la hegemonía ideológica del
Estado-Capital como única realidad posible y la identidad patria como
la única forma de identidad colectiva frente a la identidad de clase.
Soberanía, autodeterminación, democracia no son más que superficiales
conceptos abstractos que se nos imponen con manu militari permitiendo
la ambigüedad para que bajo sus banderas marchemos disciplinadamente,
y de esas abstracciones algo concreto nos oprime: el imperio de la ley, la
farsa de la representación y la sumisión a la lógica económica del capital y
a la lógica política de la jerarquización del Estado.
Soberanía, autodeterminación, democracia, siempre estas palabras
significan lo que cada cual quiera desde su postura dominante, desde
la propia mentira, lo que signifiquen pero en si son vacías verdades
universales para desarmar cualquier planteamiento revolucionario desde
la identidad de clase, desde la identidad de los que estamos abajo. Las
palabras autodeterminación o soberanía no significan nada y nada
emancipan. Para nada voy a posicionarme a favor de tal o cual soberanía,
pues está es un engaño que esconde la realidad jerárquica del Poder,
simplemente con la pregunta en quien reside la soberanía y el derecho
de autodeterminación se crean jerarquías donde una entidad tiene poder
sobre otra aparentemente inferior.

Anuncios