El Derby de Kentucky es Decadente y Depravado.

enlace al articulo.

Escrito bajo coacción por
Hunter S. Thompson.

Me bajé del avión cerca de la medianoche y nadie me habló
mientras cruzaba el oscuro corredor hacia la Terminal. El aire
era denso y caliente, como al andar en una sauna. Dentro, la
gente se abrazaba y se daba la mano… grandes sonrisas y gritos
aquí y allá: “¡Por Dios!” ¡Viejo cabrón! ¡Qué bueno verte,
chaval! Muy bueno… y lo digo en serio.
En el salón con aire acondicionado conocí a un hombre de
Houston que se presentó con un nombre que no entendí-–“pero
llámame solo Jimbo”–y que estaba aquí para pasarlo bien. “Estoy
listo para cualquier cosa, por Dios. Lo que sea. ¿Qué estás
bebiendo?”. Yo había pedido un margarita con hielo, pero él no
queria oir hablar de eso: “No, no, qué tipo de trago es ese para
el Derby de Kentucky? ¿Qué pasa contigo, tio?” Sonrió y le hizo
un guiño al encargado del bar. “Maldita sea, vamos a educar a
este muchacho. Tráele un poco de buen whiskey”.

Anuncios