Para Manel desde el Ateneu.

Hay gente que con solo recordarla llenan el vacío de su ausencia.

Y recordamos que la muerte define la vida.

Y pensamos que después de morir hay lo mismo que antes de nacer.

Y sabemos que la vida son actos palabras. Son los clarividentes deseos y las precisas dudas. Son el sincero cariño y la verdadera amistad.

Y Manel nos lo regalo todo esto generosamente.

Y agradecíamos su fuerza y sinceridad cuando se nos acercaba.

Y apreciábamos su presencia como la lluvia en el desierto.

Su clara mirada era brisa fresca en la cara que nos acariciaba en esos momentos que ahora echaremos en falta.

Nuestro homenaje sera seguir la lucha. Nuestro recuerdo sera que no termine la fiesta. Nuestra memoria solo tiene sentido si sirve para liberar el presente.

Nuestra memoria ancestral es la memoria de multitudes, de nuestra gente.

¡Por Manel, por nuestras ausencias, que lo construido desde abajo no sea destruido por los de arriba! ¡Viva la Anarquía!

Anuncios